R arquitectes

Concurso/ Habanos Smoking Chair

CUBA, Madrid 2015
Diseño/ R – arquitectes

El acto de fumar se remonta históricamente a situaciones ancestrales y a diversas culturas. Actualmente es definido como «Aspirar y despedir el humo del tabaco, opio, anís…». Sin embargo, con los habanos el humo no se aspira, sino que se degusta en la boca para luego soltarlo. Más que fumar es llenarse de placer. Y es que el fumar un habano conlleva todo un significado, un trasfondo totalmente distinto a los cigarrillos comunes. Implica ciertos rituales que le dan más mística.

Un habano se debe fumar en un ambiente tranquilo, armonioso y si lo desea, también festivo. Es un acto que implica una pausa para la relación, múltiple y muy variada, pero siempre de profundo vínculo. Ya sea éste individual o colectivo, puede darse con el medio, con el paisaje, la lectura, la conversación, el recuerdo; la introspección o el pensamiento. En definitiva con el arte, la humanidad y el mundo que nos rodea.

Inspirada en la naturaleza y en la identidad de una isla, nace CUBA, una sensual y elegante silla que acoge y envuelve para el placer. Su forma y materialidad surgieron de la flor del tabaco, un elemento ligero y bellísimo por su sencillez y delicadeza. Se diseña una lámina de fibra natural conformada y de espesor continuo que integra asiento, respaldo y dos amplios brazos en voladizo, que permiten al usuario disponer sus utensilios de forma relajadamente cómoda a ambos lados. No hace distinción entre diestros y zurdos y esa concepción unitaria le confiere gran armonía y presencia.

La historia del diseño es impulsada por nuevas tecnologías y la innovación de materiales. En este caso, el material eco-tecnológico libre de formaldehídos Acrodur® desarrollado por BASF -resina acrílica de base agua junto a una mezcla de fibras naturales de diferentes densidades como la del coco, el fieltro de lana o el lino-, ha sido el punto de partida para el desarrollo de nuestra pieza. Este material combina ligereza y resistencia, permitiéndonos ir a una superficie continua con espesores muy reducidos. La lámina se posa en una ligera y mínima estructura metálica.

El proceso de producción tiene un bajo impacto ambiental y su coste no es elevado ya que se utiliza un único material para crear el cuerpo del asiento. El resultado es un diseño apilable, moderno y sostenible con un coste estimado de 1.900 euros.

<Dios es un fumador de habanos
yo veo sus nubes grises
yo sé que él fuma incluso en la noche
como yo, mi querida.

Tú eres solamente una fumadora de “gitanas”
yo veo tus volutas azules
me hacen a veces venir las lágrimas a los ojos
tú eres mi maestra después de Dios.

Dios es un fumador de habanos
es él quien me lo dijo
que el humo envía al paraíso
yo lo sé, mi querida …>

Serge Gainsbourg